Vietnam in my heart

Han pasado ya unos días desde que terminó el año, un año que me ha dado la oportunidad de vivir esta experiencia alucinante. Y aunque ya siento que esto se está acabando por otra parte todavia sigo sintiendo a veces que vivo en una película, lo que ha cambiado es que la película ya no tiene tantos sobresaltos.

Estos dos meses han servido para que cambien muchas cosas, estoy super contenta de estar recibiendo clases de vietnamita, las cuales me hacen ver la dificultad del idioma y me ayudan a entender a mis estudiantes a la hora de cometer ciertos errores en inglés. Mi nivel de vietnamita es muy básico pero me ayuda a mi vida cotidiana y espero aprender algo más en el tiempo que me queda.

Por otra parte quiero mencionar que tuve la suerte de que una de las profesoras a la que ayudo con las clases me invitara a su casa y pudiera compartir buenos momentos con su familia. Me sirvió para darme cuenta de lo hospitalarios que son y sentir que formaba parte de la familia por un momento.

Otro de los momentos que voy a recordar con cariño es la celebración del día del profesor en la que fuimos invitadas a dos celebraciones, la del departamento de inglés y la oficial. Hubieron discursos, actuaciones, juegos... Fuimos llamadas al escenario para recibir un enorme ramo de flores. Nunca me habían condecorado de esa forma y sentí una alegría e ilusión enorme. Un momento de esos que se queda grabado en tu memoria.

Durante este periodo he intentado viajar todo lo posible para impregnarme de la cultura del país. Tengo que destacar el viaje a Tailandia para renovar mi visado el cual fue increible pese a los inconvenientes del papeleo en la embajada.

La llegada del frío (pensaba que no iba a llegar nunca) hace que sientas el paso del tiempo y veas las cosas desde un punto de vista diferente, aunque yo añoro el calorcito. El frío siempre trae mi cumpleaños y tengo que decir que fue muy especial. Rodeada de algunos estudiantes y mi compi los cuales me hicieron sentir como si estuviera en casa.

En nuestra vida diaria nos gusta hacer cosas con nuestros estudiantes y que nos enseñen los alrededores. Me encanta donde vivo. Cuando salgo a pasear por los campos de arroz al lado de la universidad me doy cuenta que no me tengo que ir muy lejos para disfrutar un buen paisaje. Me siento muy afortunada.

Este mes también nos hemos involucrado con niños. Fuimos invitadas al colegio que tenemos al lado de la uni, para ser jueces en una competición de inglés sobre el año nuevo vietnamita. Aprendimos como preparar banh chung, que es un plato especial que se come en año nuevo, hecho de arroz pegajoso, alubia verde y cerdo.

También pasamos un fin de semana en un campamento de invierno para niños. Fue interesante poder enseñarles cosas sobre la navidad y compartir momentos con ellos. Pude también comprobar que los niños tienen un buen nivel de inglés.

Nuestro horario cambió ya que los estudiantes iban a empezar su periodo de examenes. Con lo cual nuestras clases se convirtieron en tutorías para ayudarles a preparar sobre todo su examen oral.

Tengo que decir que quedé muy satisfecha con el desarrollo de éstas ya que eran grupos pequeños que permitian una comunicación fluida, interés y ayuda mutua. Me gustaría poder aplicar este estilo de clases a mi último periodo aquí.

Para finalizar quiero mencionar la navidad y el año nuevo. Tengo que decir que no soy una gran fan de este periodo y por una parte se echa de menos a la familia y a los amigos, pero por otra me he repetido muchas veces que soy afortunada de poder vivir esta experiencia y que este año he tenido una familia diferente, una que he conocido aquí. Ha sido especial, diferente e inolvidable.

Nos reunimos en mi apartamento, cocinamos comida de nuestros paises e hicimos el amigo invisible. Incluso tuvimos un mini arbol de navidad.

En cuanto al año nuevo lo vivimos en Hanoi todos juntos, incluso fuimos grabados para un reportaje de año nuevo para la television nacional.

Ahora mismo sigo disfrutando como al principio y me doy cuentra que la vuelta a la realidad va a ser dura, a veces siento que me he vuelto un poco vietnamita, sin tantas normas como en europa.

#Vietnam #teacher #erasmusplus #EVSHAPPY #Happy20 #Christmas #English

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
Sign up for newsletter

I have read and accept the privacy policy

Sign me up for your newsletter

The Cazalla Intercultural Association informs you that the personal data that you provide by filling in this form will be treated by Cazalla Intercultural Association responsible for this website.

The purpose of the collection and processing of personal data that I request is to manage the subscription to this subscription and send periodic bulletins with information and prospective offer of products or services.

Legitimation: Consent of the interested party.

As a user and interested I inform you that the data you provide will be located in the Wix servers (email marketing provider of BeVolunteer) within the EU. See Wix privacy policy. (https://www.wix.com/about/privacy).

The fact that you do not enter the personal data that appears on the form as mandatory may have the consequence that your request can not be answered.

You can exercise your rights of access, rectification, limitation and deletion of the data in info@cazalla-intercultural.org as well as the right to submit a claim to a control authority.

You can consult the additional and detailed information on Data Protection on my website: http://www.bevolunteer.net, as well as consult my privacy policy.

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon

Coordinated by:

This project has been funded with support from the European Commission. This website reflects the views only of the author, and the Commission cannot be held responsible for any use which may be made of the information contained therein.

LEGAL